Apuestas simples o combinadas ¿Qué es mejor?

Podemos distinguir dos tipos de apuestas en función del número de picks en los que invertimos dinero de una vez: las simples y las combinadas.

Apuestas simples

Las apuestas simples son las que se realizan a favor de que ocurra una determinada circunstancia en un evento. Si se da esa condición, ganas la apuesta; si no, la pierdes. Si la ganas, tu beneficio (si las cuotas son decimales) saldrá de la siguiente fórmula: (cantidad apostada * cuota) – cantidad apostada.

Hay muchos tipos de apuestas simples:

  • Apuestas live, en vivo o en juego (in play). Las apuestas son realizadas mientras se celebra el evento. La variabilidad de las cuotas y la existencia de retransmisiones en televisión o en Internet, entre otros factores, hacen que este tipo de apuestas concite la atención de múltiples apostantes y que las cantidades invertidas puedan superar, según las salas, cifras millonarias.
  • Apuestas a largo plazo. Son apuestas realizadas a favor de que ocurra una circunstancia en un evento que se decidirá meses más tarde. Ejemplos de esta categoría pueden ser apostar al futuro campeón de la Champions League, al Pichichi de la Liga, al ganador del Tour, etc.
  • Apuestas uno contra uno, head to head (H2H). En ellas puedes apostar por el mejor de dos participantes en un evento o competición. Por ejemplo, ¿quién meterá más puntos en un partido de basket, Kobe Bryant o Lebron James?, o ¿quién acabará en mejor posición en una carrera de MotoGP, Dani Pedrosa o Jorge Lorenzo?
  • Apuestas especiales. Son aquellas en las que el evento no es de carácter deportivo. Puedes encontrar picks de este tipo absolutamente variopintos; relacionados con la política, la religión, el espectáculo o los negocios. Ejemplos de apuestas especiales podrían ser el ganador de Gran Hermano, el Óscar a la mejor película o el próximo presidente de los EE. UU.
  • Apuestas con hándicap. Son apuestas en las que se concede una ventaja (hándicap) al contendiente más débil, restando puntos o goles al favorito o añadiéndoselos a los no-favoritos (llamados en el argot dogs o underdogs). El objetivo es equilibrar las posibilidades de victoria de ambos competidores. Veamos algún ejemplo. Imagina que este año juegan la final de la NBA Miami Heat y Los Ángeles Lakers. Los de Florida son favoritos para el primer partido porque juegan en casa. Por ello, las casas de apuestas le asignan a los Heat un hándicap de -11,5 puntos, lo que quiere decir que si apostamos por Miami, estos habrán de ganar como mínimo por 12 puntos para que ganemos la apuesta. En cambio, si apostamos por los Celtics, estos deberán ganar o perder por 11 puntos o menos, para que salgamos con beneficios. Las cuotas de las apuestas con hándicap suelen ser muy cercanas a 2 para ambos resultados. Aparte de los picks con hándicap de resultado, también son muy frecuentes las apuestas over/under de puntos, por ejemplo, en los partidos de basket. En ellas, hemos de apostar a que la suma de puntos totales de un partido es superior o inferior a una cantidad predeterminada.

Apuestas combinadas

Las apuestas combinadas son aquellas en las que apuestas a que se den dos o más circunstancias de uno o varios eventos. Para ganarlas, han de cumplirse todas las circunstancias a las que has apostado. Tu beneficio se calcula con la siguiente fórmula: [(cuota 1*cuota 2*…*cuota n)*cantidad apostada]-cantidad apostada.

Evidentemente, la dificultad y el riesgo son mayores, pero también lo son los beneficios que puedes obtener. Sí, quizá te hayan recordado algo a las quinielas. La ventaja de las combinadas radica en que tú eres quien elige los eventos a los que apostar.

Veamos a continuación un ejemplo con una combinada de tenis. Vamos a apostar 15 euros a favor de las victorias de Robin Soderling, a una cuota de 1,17, y de Tommy Robredo, a una cuota de 1,73. Por tanto, si ganan ambos sus respectivos partidos, nuestros beneficios serán de [(1,17*1,73*15)-15 =] 15,36 euros.

Los principales tipos de apuestas combinadas son los siguientes:

  • Apuestas de posición. Típicas del turf y de todo tipo de carreras (aparte de caballos, carreras de galgos, atletismo, Fórmula 1, MotoGP, etc.), consisten en apostar a que un participante terminará en un determinado rango de posiciones. Veamos un par de ejemplos:
    • Apostar 10 euros a una cuota 1,64 a que Fernando Alonso sube al pódium en el próximo Grand Prix de Mónaco.
    • Apostar 10 euros a una cuota 2,3 a que el Villarreal terminará la Liga española de Primera División entre los seis primeros clasificados y, por tanto, podrá jugar la próxima temporada alguna competición europea.
  • Apuestas de sistema. Son apuestas combinadas especiales en la que se debe acertar un número mínimo de resultados para recibir dinero (no es necesario acertar todos). En ellas, se busca el máximo beneficio con el mínimo riesgo. Existen bastantes modalidadesde sistemas. Te comentamos algunos:
    • Trixie. 4 apuestas combinando 3 eventos distintos del siguiente modo: 3 dobles y 1 triple. Para garantizar beneficios, debes acertar al menos 2 pronósticos.
    • Patent. 7 apuestas combinando 3 eventos distintos de la siguiente manera: 3 simples, 3 dobles y 1 triple. Para conseguir una ganancia, debes acertar al menos un pronóstico.
    • Yankee. 11 apuestas combinando 4 eventos diferentes de la siguiente forma: 6 dobles, 4 triples y 1 cuádruple. Debes acertar un mínimo de 2 pronósticos para generar beneficios.
    • Super Yankee. 26 apuestas combinando 5 eventos así: 10 dobles, 10 triples, 5 cuádruples y 1 quíntuple. Debes acertar un mínimo de 2 pronósticos para cobrar.
    • Heinz. 57 apuestas combinando 6 eventos del siguiente modo: 15 dobles, 20 triples, 15 cuádruples, 6 quíntuples y 1 séxtuple. Para conseguir beneficios debes acertar al menos 2 pronósticos.
    • Super Heinz. 120 apuestas combinando 7 eventos de la siguiente forma: 21 dobles, 35 triples, 35 cuádruples, 21 quíntuples, 7 séxtuples y 1 séptuple. Necesitas acertar al menos 2 pronósticos para obtener premio.
    • Goliath. 247 apuestas combinando 8 eventos distintos de la siguiente manera: 28 dobles, 56 triples, 70 cuádruples, 56 quíntuples, 28 séxtuples, 8 séptuples y 1 óctuple. Debe acertar un mínimo de 2 pronósticos para generar ganancias.

En las apuestas de sistema podemos incluir bankers, esto es, apuestas a circunstancias de eventos que estamos convencidos de que acertaremos. Estas bankers siempre aparecerán en las distintas combinaciones del sistema. Por ejemplo, si hacemos un sistema de 2 de 3 con un banker, en las distintas combinaciones siempre incluiremos la apuesta al banker.

Las casas de apuestas ganan más dinero con las apuestas combinadas que con las simples. Piensa que los márgenes habituales de estas últimas varían entre el 9 y el 15% y proceden directamente de las cuotas. En las combinadas, al igual que multiplicamos las cuotas, las casas también multiplican sus márgenes de beneficios de forma paralela al riesgo del apostante.

Una apuesta combinada de 3 eventos es el máximo que debes realizar de forma semi-profesional. Si decides realizar una apuesta combinada, debes intentar conseguir una cuota determinada con el menor número posible de eventos. En realidad, cuando apuestas a una combinada, lo que estás realmente haciendo es jugar consecutivamente a los eventos reinvirtiendo todos los beneficios.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies