¿Ha cumplido João Félix con las expectativas?

João Félix fue fichado por el Atlético de Madrid el 4 de julio de 2019. El club colchonero le pagó 126 millones de euros al Benfica, en lo que fue la operación más costosa de la historia atlética.

La incorporación generó mucha ilusión en la parroquia rojiblanca, ya que el joven 7 luso era visto por muchos como el sucesor natural de Leo Messi, como el futuro mejor jugador del mundo. Además, João debutó oficialmente con el Atleti el 18 de agosto frente al Getafe, en partido de LaLiga Santander, y fue el protagonista del encuentro, ya que realizó una jugada “maradoniana” y provocó el penalti que supondría el 1-0 definitivo. Félix era el principal generador de ilusión en un club que afrontaba una temporada difícil tras la salida de pesos pesados del equipo y la llegada de buen número de fichajes.

João Félix nació a finales de 1999 en Viseu (Portugal). Comenzó a jugar en el club Os Pestinhas, aunque pronto entró en las categorías de base del Oporto, donde permaneció durante 7 años. De allí, pasó al Padroense y acabó viajando a Lisboa para incorporarse al equipo juvenil del Benfica.

Félix debutó en el fútbol profesional a los 16 años, jugando en el equipo B del Benfica. En la temporada 2016-2017 jugó 13 partidos y marcó 3 goles. Además, también formó parte del equipo Sub-19 del Benfica, en el que marcó 15 goles en 26 partidos, llegando a alcanzar la final de la Liga Youth de la UEFA.

En la temporada 2017-2018, João disputó en el Benfica B 19 partidos, en los que marcó 6 goles. Además, fue campeón en la Liga portuguesa Sub-19.

El 18 de agosto de 2018, Félix debutó con el Benfica “absoluto”, en un partido de Liga ante el Boavista. Una semana más tarde, marcó el gol del empate en el derbi lisboeta, disputado ante el Sporting de Portugal en el Estádio da Luz. Poco a poco se fue ganando un lugar en el primer equipo, destacando cada vez más. João completó una excelente temporada, jugando 43 partidos, marcando 20 goles y dando 8 asistencias. La prensa internacional tenía muy claro que iba a convertirse en una súper estrella del fútbol mundial.

A sabiendas de que iba a tener dinero fresco, ya que el traspaso de Griezmann al Barça era un secreto a voces, la directiva del Atleti decidió apostar decididamente por su fichaje y se llevó al jugador, ganándole la carrera a otros clubes como el Real Madrid o el Manchester City.

Félix hizo una pretemporada brutal, ofreciendo recitales, como el de la goleada histórica al Real Madrid en New Jersey, o el de la Juventus.

João marcó su primer gol oficial con la elástica rojiblanca en la 3.ª jornada de Liga, ante el Eibar, en el Wanda, y a pase de Diego Costa, con quien parecía haber formado una gran “sociedad”. No obstante, pronto se hizo evidente que João necesitaba adaptarse al exigente estilo de juego del Cholo Simeone, y también a la Liga española y a la Champions, competiciones en las que las defensas son más complicadas de superar que en la portuguesa. A finales de septiembre de 2019, las dudas sobre la eficacia goleadora de los puntas atléticos empezaron a aparecer y serían una constante en la temporada del conjunto colchonero.

La imagen del joven talento luso mejoró tras marcar su segundo gol en Mallorca, donde hizo gala de sus habilidades, trabajando en defensa, buscando combinaciones entre líneas, cayendo a banda para crear espacios y llevándose la mayoría de los duelos aéreos. Félix siguió ofreciendo buenas sensaciones, marcando en el partido de Champions ante el Lokomotiv en Moscú; jugó dicho encuentro formando tridente con Costa y Morata, y la fórmula funcionó.

A mediados de octubre, João era una amenaza intermitente; le estaba costando adaptarse al juego desde la banda derecha, donde Simeone consideraba que podía generar más peligro, por su visión de juego. Había alternado grandes actuaciones, como la citada del Lokomotiv, con chispazos como ante la Juve o el Leganés, y con encuentros muy discretos (como su primer derbi capitalino o el partido de Valladolid). Aun así, el portugués salía beneficiado de su comparación con el Griezmann de su primera temporada atlética. Además, por esas fechas, Félix fue convocado para jugar con la selección portuguesa y fue nominado para los premios Golden Boy, junto a otros talentos de la Liga, como Ansu Fati, Rodrygo o Vinícius Jr. El astro luso se convirtió en el gran favorito para conseguir el galardón.

Su situación cambió poco después, ya que se lesionó en el Wanda, jugando ante el Valencia. João se torció el tobillo derecho y se hizo un esguince de grado II, que le tuvo un mes fuera de los terrenos de juego.

Félix regresó en Granada, donde buscó su posición “natural” en el centro del ataque colchonero, aunque Simeone volvió a situarlo por la banda derecha. El Atleti no pudo pasar del empate en el Nuevo Los Cármenes. Pese a su desencuentro táctico con el entrenador, João terminó bien el mes de noviembre consiguiendo el galardón Golden Boy del diario italiano Tuttosport, que premia al mejor futbolista sub-21 de las ligas europeas. Félix superó con holgura a otros talentos de la Bundesliga como Jadon Sancho o Kai Harvetz.

João comenzó diciembre jugando su primer partido oficial con el Atleti ante el Barça. El menino de oro apenas tocó el balón y fue sustituido al inicio de la segunda parte, tras jugar la primera muy lejos de la puerta blaugrana. Entonces ya había dudas de si Simeone era el mejor técnico para hacer progresar a la máxima promesa del fútbol mundial. El Cholo reconocía que João podía ofrecer muchas cosas al equipo, y que necesitaba que combinase mejor con los delanteros y que fuese más preciso con los últimos pases. Además, recalcaba que lo importante era el conjunto y no las individualidades.

Félix se reencontró con el gol ante el Lokomotiv, de penalti, en el encuentro que significó el pase del Atlético a los octavos de final de la Champions. El luso recuperó la confianza en su juego y fue una de las claves de la mejora del rendimiento del equipo. Tras liderar a los colchoneros ante el conjunto moscovita, realizó una gran primera mitad en la victoria ante Osasuna, desbordando, regateando, asistiendo y jugando a un gran nivel. El menino parecía ir a más en cada partido, lo que generaba ambición en el equipo e ilusión en la parroquia rojiblanca, en una temporada que estaba dejando un sabor más agrio que dulce.

Félix terminó el año con una nueva alegría, ya que ganó el Globe Soccer Award al mejor jugador revelación del año.

El inicio de 2020 fue algo peor para el astro portugués. Mostró detalles contados de su calidad, pero volvió a evidenciar “desconexiones” e incluso una cierta apatía. Su juego, muy prometedor en los momentos de lucidez, tampoco estaba dejando un bagaje decisivo para su club (entonces llevaba 4 goles y 1 asistencia). Su paso por la Supercopa de Arabia fue muy discreto.

El mes terminó mal para Félix, ya que, tras la eliminación copera, el 26 de enero sufrió una lesión muscular en la pierna derecha jugando ante el Leganés. El luso se perdió 4 partidos entre Liga y Champions.

João volvió a una convocatoria el 23 de febrero, casi un mes después, en la jornada 25 de Liga, ante el Villarreal. Salió desde el banquillo con hambre, firmó una buena actuación y se reencontró con el gol de un potente zurdazo.

Félix volvió a ser suplente en el siguiente partido, jugado ante el Espanyol, en Cornellá-El Prat. En esta ocasión, saltó al campo y apenas pudo dejar un par de detalles en forma de desmarques.

João recuperó la titularidad en el siguiente compromiso liguero, ante el Sevilla, en el Wanda. El luso destapó, por fin, el tarro de las esencias. Inventó de todo sobre el césped, tuvo regularidad y continuidad, y marcó su segundo gol consecutivo en casa. Simeone decidió cambiarlo en la segunda parte, cuando el partido estaba 2-2, porque el luso empezó a tener calambres. No quería arriesgarse a que sufriese una nueva lesión muscular. El Atleti no logró ganar el partido, pero probablemente se ahorró una recaída de su jugador estrella.

Tras firmar su mejor partido de la temporada, llegó a España la amenaza del Covid-19 y la Liga fue suspendida.

A día de hoy, pocos dudan de la calidad de João Félix y de su enorme potencial. No obstante, su tendencia a las lesiones, su falta de adaptación al estilo de Simeone y sus problemas de regularidad le han impedido ser el líder del Atlético en el campo. El astro portugués tiene toda su carrera por delante. Solo necesita minutos de juego.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies