Leo Messi: de Lionel a Messidona

Fue una premonición. El 14 de Johan Cruyff fue el número que Leo Messi lució en su dorsal la primera vez que se enfundó la camiseta del primer equipo del FC Barcelona. Fue el 16 de noviembre de 2003, con 16 años y 145 días, en un partido amistoso que enfrentó al equipo culé y al Oporto en la inauguración del Estadio do Dragao. Leo saltó al césped en el minuto 75, en sustitución de Fernando Navarro. En apenas 15 minutos, fue capaz de general dos ocasiones de gol y de despertar los elogios del entonces entrenador Frank Rijkaard. Messi ni siquiera había jugado un solo partido en el Barça B. Estaba en el Juvenil A y ya se veía que no tenía techo.

Su primer partido oficial con el Barcelona de Primera llegó casi un año después, el 16 de octubre de 2004, cuando Leo tenía 17 años y 114 días. Fue en el Estadio Olímpico Lluís Companys de Montjuïc, donde el Barça jugó ante el Espanyol. Leo salió por Deco y jugó 8 minutos.

A partir de ese momento, Messi comenzó a sumar hitos a su imparable carrera. El 27 de octubre debutó en Copa ante la Gramenet. El 7 de diciembre lo hizo en Champions, en Ucrania, ante el Shakhtar Donetsk. Y empezó a alternar encuentros con el Barça B y convocatorias con el primer equipo. El 1 de mayo de 2005, Messi marcó su primer gol en partido oficial; fue ante el Albacete, en LaLiga, con 17 años, 10 meses y 7 días.

Aquella temporada 2004-2005, Messi sumó su primer título, la Liga, en un equipo en el que Ronaldinho y Eto’o era las estrellas. Leo jugó 7 partidos con el Barcelona de Primera, marcando 1 gol; y 17 con el Barça B (6 goles).

Leo aprovechó el verano para ganar con Argentina el Mundial Sub-20 de los Países Bajos, coronándose como máximo goleador y mejor jugador del campeonato.

Acabadas las vacaciones estivales, Messi ya no volvió al filial. Comenzó la siguiente temporada, 2005-2006, formando parte de la convocatoria del partido de ida de la Supercopa de España, que el Barça le ganó al Betis. La directiva, conocedora del potencial del argentino, le renovó el contrato, quedando como miembro de la primera plantilla y extendiendo su duración ¡hasta junio de 2014! Poco después, el 26 de septiembre, Leo obtuvo la nacionalidad española, lo que facilitó su estancia en el primer equipo. Y desde entonces, su progresión no tuvo frenos.

Leo empezó a hacer diabluras con Ronaldinho y se ganó al Camp Nou. Su fama internacional fue creciendo a la par que su rendimiento en el campo y en diciembre de 2005, la revista italiana Tuttosport le dio el premio Golden Boy al mejor jugador joven de Europa, superando a Wayne Rooney y a Cristiano Ronaldo.

Leo siguió firmando grandes actuaciones, entre las que cabe recordar la de su primer Clásico, aquel que terminó con 0-3 en el Bernabéu y con la grada del templo blanco aplaudiendo a Ronaldinho; o la del partido de ida de octavos de Champions en Stamford Bridge ante el Chelsea. En la vuelta de esta eliminatoria, Messi cayó lesionado y fue baja durante 2 meses y medio, perdiéndose el resto de la temporada.

El Barça terminó la campaña ganando la Supercopa de España, la Liga y la Champions League, con lo que Leo sumaba ya 4 títulos. El crack argentino disputó 17 partidos de Liga (6 goles y 2 asistencias), 2 de Copa (1 goles y 1 asistencia) y 6 de Champions (1 gol y 1 asistencia).

En la temporada 2006-2007, Leo consiguió asentarse en el equipo titular. Tuvo un buen inicio de campaña, ganando su 5.º título, una nueva Supercopa de España, esta vez ante el Espanyol. Pero los blaugranas cayeron por 3-0 ante el Sevilla en la Supercopa de Europa, poniendo en duda el dominio culé, que había sido claro en las dos últimas campañas. El Barça se situó al frente de la tabla de la Liga en los primeros partidos, pero la lesión de Eto’o menguó el potencial del equipo. Messi se convirtió en una de las referencias ofensivas del equipo, pero en noviembre se rompió el quinto metatarsiano del pie izquierdo y estuvo 2 meses y 3 semanas de baja. Mientras cundía la inestabilidad institucional en Can Barça (con el presidente Laporta y Sandro Rosell a la greña), Leo se recuperó de su lesión en Argentina. Messi volvió a jugar en febrero y el 11 de marzo realizó una nueva exhibición en el Clásico, anotando su primer hat-trick en Primera, en un partido disputado en el Camp Nou, que terminó con 3-3 y en el que Leo demostró que iba a ser el relevo generacional de Ronaldinho.

Messi siguió ganando peso en el equipo Marcó un gol increíble, “a lo Maradona”, frente al Getafe, tras correr 62 metros con el balón en los pies y driblar a 6 jugadores azulones (incluido el portero). Las comparaciones con Diego fueron cada vez más frecuentes; la prensa lo llegó a llamar “Messidona”.

El final de la campaña no fue nada favorable para el Barça. Cayó en octavos de la Champions, quedó subcampeón del Mundial de Clubes y fue apeado de la Copa en semifinales. Y en la última jornada de Liga, el Real Madrid de Fabio Capello consiguió el título, tras ganar en casa al Mallorca.

Messi terminó la temporada 2006-2007 habiendo jugado un total de 36 partidos oficiales, en los que marcó 17 goles y dio 3 asistencias.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies