Leo Messi y los años del fútbol base

Carlos Rexach, Josep Maria Minguella y Horacio Gaggioli firmaron el primer contrato de Leo Messi por el Barça en una servilleta, el 14 de diciembre de 2000.

A primeros de 2001, el joven argentino, que entonces tenía 13 años, inició su meteórico periplo por las categorías del fútbol base blaugrana.

Leo debutó con el Barça Infantil B el 7 de marzo de 2001, contra el Amposta, y marcó un gol. En su segundo partido, ante el Ebre Escola Esportiva, le partieron el peroné en una acción fortuita y se perdió el resto de la temporada 2000-2001. Leo se recuperó de la lesión y se integró en el Infantil A, donde jugó 14 partidos y marcó 21 goles. Esa misma temporada 2001-2002 lo subieron al Cadete B de Tito Vilanova.

En la 2002-2003, los técnicos Rodolf Borrell y Albert Benaiges decidieron subirle de forma precoz al Cadete A. Leo cayó de forma discreta en un grupo de adolescentes que llevan mucho tiempo juntos. En el vestuario se colocaba en una esquina, solo y callado. Todo cambiaba cuando saltaba al campo, donde no paraba de crecer. Hasta en los entrenamientos frustraba a sus compañeros, que se veían incapaces de quitarle el balón, ni intentando hacerle faltas, a un jugador que iba a varias velocidades físicas y mentales por delante del resto.

Messi empezó a tomar confianza tras juntarse con Víctor Vázquez, una de las perlas de la Masía, con quien iba al instituto. Y por fin rompió su timidez en un viaje del equipo a Venecia. Allí, sus compañeros empezaron a llamarle “enano”, un mote que le duró unos cuantos años. Leo compartió equipo con otros dos cracks que se convertirían en grandes amigos suyos y en historia blaugrana: Cesc Fàbregas y Gerad Piqué. Tito Vilanova, al mando del Cadete A, formó a un equipo de talentos que arrasó en los campos durante una temporada y en el que Leo ejercía como factor diferencial y Gerard era el líder natural.

El trío no tardó en romperse, ya que Cesc decidió irse al Arsenal y un año después, Piqué se marchó al Manchester United. Messi se quedó en Can Barça, quemando etapas a toda velocidad.

Leo comenzó la temporada 2003-2004 en el Juvenil B, pero en septiembre de 2003 debutó con el Juvenil A, ante el Hércules, al que ganaron por 3-0.

Sus actuaciones llamaron la atención del cuadro técnico del primer equipo, que entonces dirigía Frank Rijkaard. Pese a no haber entrenado nunca con los “mayores”, el entrenador holandés decidió convocarlo para un partido que el Barcelona había de disputar con el Oporto de José Mourinho, en la inauguración del Estadio do Dragao. Rijkaard y Messi se conocieron en persona en el aeropuerto de El Prat.

Leo lució por primera vez la elástica del primer equipo el 16 de noviembre de 2003, con 16 años y 145 días. Saltó al césped con el mítico dorsal 14, el de Johan Cruyff, en el minuto 75, en sustitución de Fernando Navarro. En apenas 15 minutos, Leo fue capaz de general dos ocasiones de gol, que despertaron los eligios de Rijkaard.

Tras el debut, Leo volvió a Can Barça y fue ascendido al Barcelona C, con el que jugó su primer partido en Tercera División a finales del mismo mes de noviembre de 2003. Leo jugó en este equipo 10 partidos, marcando 5 goles. A primeros de marzo de 2004 debutó en el Barcelona B de Segunda División B, en el que jugó 6 partidos.

En junio de 2004, Leo hizo realidad su sueño de jugar su primer partido con la Albiceleste. Fue con Argentina Sub-20, ante Paraguay, en el Estadio Diego Armando Maradona de Buenos Aires. El encuentro terminó 8-0; Leo entró en el minuto 67 y le dio tiempo a marcar un gol y a dar 2 asistencias.

Messi comenzó la temporada 2004-2005 con el Barcelona B. Su debut con el primer equipo en partido oficial llegó el 16 de octubre de 2004, con 17 años y 114 días. Fue en el Estadio Olímpico Lluís Companys de Montjuïc, donde el Barça jugó ante el Espanyol. Leo salió por Deco y jugó 8 minutos.

El 27 de octubre debutó en la Copa del Rey, ante la Gramenet, y el 7 de diciembre jugó su primer partido de Champions ante el Sharkhtar Donetsk, en Ucrania. Leo marcó su primer gol oficial en Primera el 1 de mayo de 2005, ante el Albacete. Con 17 años, 10 meses y 7 días, batió el récord de precocidad goleadora con el FC Barcelona, una marca que batiría en 2007 Bojan Krkic.

Messi alternó partidos con el Barça B (17 apariciones, con 6 goles) y con el primer equipo, que de la mano de Rijkaard y con Ronaldinho como estrella, consiguió el título de Liga, tras 5 temporadas de sequía.

1 Comment

    Dejanos tu comentario

  1. […] sus inicios al contrato de la servilleta. Los años del fútbol base. La Albiceleste antes que la Roja. De Lionel a Messidona. La Era Guardiola. El legado de Tito […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies