Los 3 Tenores del Barça en la Era Luis Enrique

Gracias a Tito Vilanova, Messi no se fue del Barça tras finalizar la nefasta temporada 2013-2014.

La 2014-2015 comenzó con muchos cambios. Luis Enrique llegó al banquillo, en sustitución del “Tata” Martino. A lo largo del verano, hubo 24 movimientos en la plantilla (14 salidas y 10 incorporaciones). Se fueron del Barça jugadores emblemáticos, como Víctor Valdés, Carles Puyol, Cesc Fàbregas, Alexis Sánchez o José Manuel Pinto. Y llegaron, entre otros, Ter Stegen, Claudio Bravo, Jérémy Mathieu, Thomas Vermaelen, Ivan Rakitic y Luis Suárez.

Luis Enrique introdujo variantes tácticas, en busca de un juego algo más directo de cara a puerta. Además, se encontró con una ventaja extra. Neymar Jr, Luis Suárez y Messi hicieron piña y se convirtieron en grandes amigos, lo que mejoró considerablemente su rendimiento.

El equipo comenzó con altibajos la campaña, alternando goleadas con algunas derrotas, como la sufrida en el Parque de los Príncipes ante el PSG en la fase de grupos de la Champions, o la del Bernabéu (3-1), en el primer Clásico de la Liga. Los blaugranas les cedieron a los blancos el liderato, que estos mantuvieron durante 15 jornadas, hasta bien entrado 2015.

El Barcelona terminó el año clasificado para los octavos de final de la Copa del Rey y de la Champions (tras finalizar primero en su grupo, por delante del PSG) y con una mala noticia en los despachos. El 30 de diciembre, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ratificó el castigo impuesto por la FIFA al club blaugrana, que le prohibía incorporar jugadores en dos ventanas de fichajes, esto es, hasta enero de 2016.

2015 comenzó con la entrega del Balón de Oro, que en esta ocasión fue para Cristiano Ronaldo, con todo merecimiento. Leo quedó segundo en las votaciones, pero muy lejos del crack luso, que sumaba su tercer galardón (uno menos que Messi).

En enero, el Barça encadenó victorias en la Liga y superó dos eliminatorias de Copa, ante el Elche y el Atlético de Madrid, clasificándose para las semifinales de la competición del KO. La buena dinámica se mantuvo en febrero y en marzo. El Barcelona se metió en la final de la Copa, tras derrotar al Villarreal, y logró su paso a los cuartos de la Champions, eliminando al Manchester City. Además, los blaugranas lograron ponerse líderes de la Liga y abrieron brecha tras vencer 2-1 en el Clásico.

Messi, Suárez y Neymar Jr estaban liderando desde la delantera a un Barça “nuevo”, que ya no era aquel que basaba sus éxitos en el dominio de su increíble centro del campo.

Abril volvió a confirmar el buen estado del equipo, que logró 8 victorias y solo cedió un empate. Los triunfos ante el PSG, en París y Barcelona, le permitieron meterse en las semifinales de la Champions.

Y en mayo, llegaron los primeros títulos de la Era Luis Enrique. El Barça consiguió pasar a la final de la Champions, tras deshacerse del Bayern Múnich. Se proclamó campeón de Liga a falta de una jornada. Y le ganó la final de la Copa del Rey al Athletic Club.

La guinda del pastel llegó el 6 de junio, fecha en que el Barça de Messi, Neymar Jr y Luis Suárez ganó la final de la Champions, derrotando por 1-3 a la Juventus. Así, el FC Barcelona consiguió el segundo triplete de su historia (tras el ganado por Pep Guardiola).

El equipo pasó de la pesadilla de 2014 a la gloria de 2015, guiado por Luis Enrique en el banquillo y por los 3 tenores en el campo. Messi alcanzó la madurez demostrando una vez más que era el mejor jugador del mundo. Leo jugó 57 partidos oficiales, en los que marcó 58 goles y dio 29 asistencias. Cristiano también consiguió números alucinantes, 54 partidos, 61 goles y 22 asistencias, pero fueron insuficientes para evitar que Messi consiguiese su 5.º Balón de Oro.

La temporada 2015-2016 comenzó sin Xavi Hernández, que se despidió del Barça, tras 17 temporadas en el primer equipo y habiendo conseguido 25 títulos. El club fichó a Aleix Vidal y a Arda Turan, pero ambos quedaron “en conserva” hasta la llegada de 2016 y el final de la sanción de la FIFA.

El equipo realizó la pretemporada de gira por los Estados Unidos. En agosto consiguió un nuevo título. Le ganó la Supercopa de Europa al Sevilla en un partidazo que terminó 5-4. La de España se le escapó a Messi y compañía, ya que un Athletic más rodado pasó por encima de los blaugranas.

La irregular pretemporada pasó factura al equipo en el primer mes de competición, en el que sufrió varias derrotas. Además, las lesiones se sucedieron. Primero cayó Rafinha (ligamento cruzado, 6 meses). Después se lesionó Messi (una rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda, que le tuvo de baja casi dos meses). Y 3 días más tarde se lesionó Iniesta.

La plantilla se sobrepuso a las bajas, gracias al liderazgo de Luis Suárez y a la efectividad de Neymar Jr. Incluso se permitió el lujo de lograr una impresionante victoria (0-4) ante el Real Madrid, en el Bernabéu, con un Suárez estelar.

Messi volvió a la acción a finales de noviembre y en diciembre volvió a liderar a un equipo que iba lanzado. El Barça terminó la fase de grupos de la Champions con 14 puntos, 8 más que la Roma; y cerró 2015 con un nuevo título, el 5.º del año. El Barcelona ganó su 3.º Mundial de Clubes, tras derrotar en la final por 0-3 al River Plate.

En enero prosiguió la buena dinámica del equipo, que fue reforzado por Arda Turan y Aleix Vidal, quienes, una vez terminada la sanción de la FIFA, pudieron entrar, por fin, en las convocatorias de partidos oficiales. Además, Leo recibió su 5.º Balón de Oro, ampliando su ventaja respecto a Cristiano Ronaldo. Y el equipo dio la talla en partidos importantes. Pasó dos eliminatorias de Copa ante rivales complicados, como el Espanyol y el Athletic Club. Y ganó un choque clave para el desenlace de la Liga ante el segundo clasificado, el Atlético de Madrid.

En febrero, el Barça se metió en la final de la Copa tras humillar en semifinales al Valencia, al que derrotaron en la ida, en el Camp Nou, por 7-0, con un poker de Suárez y un hat-trick de Messi. Además, siguió sumando triunfos en la Liga, dejando muy lejos tanto al Real Madrid de Zidane (que había sustituido a Rafa Benítez) como al Atlético de Simeone.

En marzo, siguieron llegando las goleadas y el equipo logró pasar a los cuartos de final de la Champions, imponiéndose al Arsenal. Pero abril volvió a ser nefasto para el equipo, como en años anteriores. El Barça perdió 1-2 el Clásico en el Camp Nou. Cayó eliminado en los cuartos de la Champions ante un rocoso Atlético de Madrid. Y en la Liga, llegaron varias derrotas, que permitieron a los colchoneros alcanzar a los blaugranas en la tabla.

El equipo, guiado por los 3 tenores, reaccionó. Ganó 0-8 al Dépor, 6-0 al Sporting y 0-2 al Betis. Reforzó su liderato y ya en mayo consiguió el título de Liga tras ganar 0-3 en Granada. Y el 22 de mayo cerró la temporada ganando también la Copa del Rey, tras imponerse cómodamente al Sevilla en el Vicente Calderón.

Por otra parte, Real Madrid y Atlético de Madrid jugaron la final de la Champions en Milán el 28 de mayo. El partido se decidió a favor de los de Zidane en la tanda de penaltis. Cristiano sumaba una nueva Champions a su palmarés.

Messi jugó en la temporada 2015-2016 49 partidos oficiales, marcando 41 goles y dando 24 asistencias. Sus números descendieron mínimamente, pero fue porque estuvo apartado de los terrenos de juego unos dos meses. Solo le quedó el lunar de la Champions para cerrar una campaña redonda.

Cristiano, por su parte, acabó la temporada jugando 48 partidos, con 51 goles y 15 asistencias, y conquistando la Orejona. Además, en verano lideró a la Portugal que ganó la Euro 2016 en Francia. Por ello, fue el justo ganador del que sería su 4.º Balón de Oro.

La temporada 2016-2017 fue la tercera y última (hasta el momento) de Luis Enrique como entrenador del FC Barcelona.

En el mercado de verano se produjeron las salidas de Dani Alves, Marc Bartra, Adriano Correia, Martín Montoya, Cristian Tello, Claudio Bravo, Sergi Samper, Douglas y Munir; y las llegadas de Jasper Cillessen, Samuel Umtiti, Denis Suárez, André Gomes, Lucas Digne y Paco Alcácer. El equipo salió perdiendo con los cambios, sobre todo, por el vacío dejado por el carrilero diestro brasileño, uno de los emblemas del barcelonismo.

La campaña comenzó con un nuevo título para las vitrinas blaugranas, el de la Supercopa de España, en la que el Barça se impuso con contundencia al Sevilla.

Real Madrid y Barcelona lucharon por el liderato durante el primer cuarto de la Liga, pero los de Zidane su pusieron primeros en la jornada 9 y desde ese momento, dominaron férreamente la competición.

En la Champions, el Barça dominó a placer su grupo de clasificación, logrando 15 puntos, 6 más que el City. Messi se convirtió en el primer jugador en marcar 100 goles en competiciones internacionales.

Y en la Copa, el conjunto blaugrana se clasificó también para los octavos de final, superando al Hércules de Alicante.

2017 comenzó con la entrega del Balón de Oro a Cristiano Ronaldo. A lo largo de enero, el Barça siguió persiguiendo al Madrid en la Liga y superó dos nuevas eliminatorias de Copa (ante el Athletic y la Real Sociedad).

En febrero, el Barça doblegó al Atlético de Madrid en las semifinales de la Copa, plantándose en la final, que le había de enfrentar en mayo al Deportivo Alavés. Y en la Champions, llegó el momento más impactante del curso. El Barcelona jugó la ida de los octavos de final en París ante el PSG y perdió en el Parque de los Príncipes por 4-0. Hacía falta un milagro de los gordos para lograr el pase a cuartos y este se produjo en la noche mágica del 8 de marzo. El Barça protagonizó la mayor remontada de la historia de la Champions, al ganar por 6-1. Los blaugranas se fueron al descanso con un esperanzador 2-0. Messi marcó el 3-0 de penalti en el minuto 50. Los de Emery reaccionaron y en el minuto 62, Edinson Cavani marcó el 3-1, obligando al Barça a marcar 3 goles más para pasar ronda. Los minutos fueron pasando y el final se acercaba. Y entonces, apareció Neymar Jr. El brasileño marcó el 4-1 en el minuto 88. El colegiado alemán Deni Aytekin decidió alargar el partido 5 minutos. En el 91, Neymar marcó el 5-1 de penalti. Y en el 95, Sergi Roberto marcó el 6-1 rematando un pase medido de Neymar. Fue una auténtica locura.

La hazaña no tuvo continuidad, ya que el Barcelona cayó en los cuartos de final de la Champions, ante una Juve que llegaría hasta la final.

Los blaugranas lucharon los meses siguientes por el título de Liga con el Real Madrid, pero los blancos, guiados por Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos, se mostraron muy regulares y terminaron conquistando el campeonato. Además, los merengues pusieron la guinda a una temporada impresionante ganando también la Champions, en cuya final derrotaron por 4-1 a la Juve.

En cuanto a la Copa, esta fue para el Barça, que cerró la temporada con una victoria por 3-1 ante el Alavés.

Messi terminó la campaña con un balance de 2 títulos (Supercopa de España y Copa del Rey), 52 partidos jugados, 54 goles y 17 asistencias.

De nuevo, Cristiano había sido mejor. El luso había ganado la Liga, la Champions, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, jugando 46 partidos oficiales, con 42 goles y 12 asistencias. El 5.º Balón de Oro iba a ser merecidamente suyo, e iba a tener los mismos que Messi.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies