Los números galácticos de Michael Jordan

Michael Jordan ha sido el mejor jugador de basket de la historia. El mítico jugador de los Chicago Bulls tiene un palmarés cuyos números parecen de otra galaxia. Os mostramos algunos de sus números fetiche.

1963: fecha de su nacimiento, en New York.

198 cm de altura.

4 años en la Universidad para graduarse en Geografía.

2 (escolta) fue la posición en la que jugó (aunque en Washington jugó en ocasiones de 3).

6 anillos de la NBA con los Bulls (1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998).

5 MVP de la temporada de la NBA (1988, 1991, 1992, 1996, 1998).

6 MVP de las Finales de la NBA (1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998).

2 oros olímpicos en Los Ángeles 84 y en Barcelona 92.

10 veces nombrado para el mejor quinteto de la NBA.

9 veces nombrado para el mejor quinteto defensivo de la NBA.

3 años líder en robos de balón.

14 veces All-Star (no fueron 15 porque no jugó el partido de la temporada 1985-1986 por lesión).

2 veces campeón del concurso de mates del All-Star (1987 y 1988).

10 títulos de máximo anotador de la NBA.

30 puntos por partido de media en toda su carrera (el mayor de la historia de la NBA).

40 puntos o más anotó en 211 partidos de la NBA.

50 puntos o más anotó en 39 encuentros de la NBA.

30 triples-dobles a lo largo de su carrera en la liga profesional norteamericana.

6 rebotes por partido de media a lo largo de su carrera.

5 asistencias por partido de promedio en su carrera.

50 apariciones en portada de la revista deportiva Sports Illustrated.

También podemos destacar los números que “Air” lució a lo largo de su carrera.

Seguro que recuerdas el 23, que fue el número que llevó en casi todos sus partidos como profesional en los míticos Chicago Bulls. No obstante, no fue el único, ya que Jordan también llevó otros dos números, aunque de forma casi accidental.

Llevó el 12 en un partido jugado en Orlando, al parecer porque su camiseta con el 23 desapareció y los encargados de material de los Bulls tuvieron que darle una de emergencia, con el 12 y sin nombre. Jordan marcó 49 puntos aquel día, pero perdió el partido en la prórroga; no le gustó nada el cambio de número.

Jordan también llevó una vez el 45. Fue en el partido de su regreso a las canchas, tras su primera retirada, provocada por el asesinato de su padre. Michael no quiso llevar el número 23, con el que su padre le vio jugar por última vez y, por ello, decidió lucir el que llevaba cuando jugaba al baseball, el 45.

Jordan también dejó temporalmente el 23 durante su participación en el Dream Team de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. La FIBA impedía que los jugadores luciesen dorsales que no estuviesen entre el 4 y el 15, y Michael llevó el 9 en aquella mítica selección, probablemente la mejor de la historia del baloncesto.

Michael Jordan firmó números de ensueño. Pasarán muchas décadas antes de que algún jugador pueda siquiera acercarse a sus cifras.

1 Comment

    Dejanos tu comentario

  1. Reply
    Alberto Diaz 25 Mayo, 2020 at 10:41 pm

    El documental The last dance ha hecho surgir muchos detractores de Michael Jordan, pero la realidad es que como jugador no tiene parangón. Como persona no voy a opinar, no lo conozco, pero ha sido el más grande en su disciplina y sí, pasarán muchos años o décadas para ver algo similar.
    La primera vez que lo vi fue en el verano de 1984, de madrugada y jugando contra España en las olimpiadas de Los Ángeles. Como quiera que jamás había visto nada parecido, la sensación que tuve fue la de descubrir a un extraterrestre. A partir de ahí, es historia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies