El Mundial de Fórmula 1 se corre en pistas virtuales

El pasado 20 de marzo, la Formula 1 anunció la creación de la F1 Esports Virtual Grand Prix Series, una recreación de las carreras pospuestas del Mundial en las que corren pilotos de equipos oficiales, pilotos de otros campeonatos, ex-pilotos del Mundial, jugadores de e-sports y celebridades.

“Las series han sido creadas para permitir que los aficionados sigan viendo carreras de Fórmula 1 de manera virtual, a pesar de que el calendario oficial se haya visto afectado por la situación actual”, afirma la página oficial.

Las carreras se disputan en la misma fecha que sus homónimas del Mundial.

La plataforma, el videojuego F1 2019, permite recrear las carreras con gran realismo, aunque se han dictado algunos cambios destinados a mejorar la calidad del entretenimiento e igualar la competición para los participantes menos acostumbrados a competir a través del PC.

Los Grand Prix se corren en el mismo circuito que correspondería en la vida real, siempre que esté incluido en el videojuego, que recrea el calendario del año pasado. En caso de necesidad, se sustituirá por otro. Las carreras tienen el 50% de la duración real, y se corren con coches que comparten rendimiento y reglajes, con daño reducido y activación opcional de frenos antibloqueo y control de tracción, según las preferencias de cada piloto.

Las Virtual Grand Prix Series debutaron con la recreación del Grand Prix de Bahrein. La experiencia fue agridulce para la afición ya que solo tuvieron tiempo para unirse a la iniciativa dos pilotos de escuderías oficiales: Nicolas Lafiti de Williams y Lando Norris, de McLaren.

Los dos pilotos evocaron sus duelos en la pista y ocuparon la quinta (Norris) y la sexta plaza (Lafiti) en la clasificación final.

El triunfo fue para el piloto chino de la Academia de Renault Guanyu Zhou, enrolado el año pasado en el equipo UNI-Virtuosi Racing de Fórmula 2. El segundo escalón del podio lo ocupó para Mercedes un piloto belga de Fórmula E, el ex-compañero de Alonso en McLaren Stoffel Vandoorne. Tercero quedó Phillip Eng, volante de BMW en la DTM alemana y que en la Red defiende los colores de Red Bull.

Con más tiempo de preparación, la parrilla del gran premio de Australia en Albert Park, que sustituyó al de Vietnam en el calendario paralelo, pudo contar con incorporaciones muy ilusionantes para el público.

Repitieron Norris y Lafiti, retados ahora por Alex Albon (Red Bull), Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo), George Russell (Williams) y la sensación de Ferrari Charles Leclerc, enrolado en la escudería virtual FDA Hublot Esports junto a su hermano Arthur, que se ha incorporado a la Academia de Maranello para esta misma temporada.

Leclerc era la máxima atracción de la carrera, junto al ex-campeón del mundo Jenson Button, e hizo las delicias de los asistentes a la retransmisión. Evitó un segundo triunfo consecutivo de la Academia de Renault, sacando seis segundos de ventaja a la joven promesa danesa Christian Lundgaard, que había perdido la pole position por sanción.

Russell se interpuso en la posible reunión de los hermanos Leclerc en el podio y Giovanazzi demostró lo bien que se trasladan las habilidades de los pilotos oficiales a los circuitos virtuales con la quinta plaza.

Los grandes premios de la F1 Esports Virtual Grand Prix Series se pueden seguir a través de las cuentas oficiales de Formula 1 en Twitch, Youtube y Facebook.

La próxima cita en el Gran Prix Virtual de China, que se correrá a partir de las 21:00 del domingo 19 de abril, con la participación confirmada del guardameta del Real Madrid Club de Fútbol Thibaut Courtois, que correrá para Red Bull como coequipier de Alex Albon.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies