Ocampos y Gayá, dos perlas del mercado que serían muy bien recibidas en el Bernabéu

Antaño, LaLiga Santander era importadora de talentos; ahora, los jugadores más prometedores tienen la oportunidad de buscar mejores contratos en equipos de primer nivel, tanto dentro como fuera de España.

Vamos a hacer un repaso a los equipos de Primera para intentar descubrir a jugadores jóvenes que podrían cambiar de aires a golpe de talonario.

Y empezamos por el de mayor cotización en el mercado. Se trata del blaugrana Arthur, que podría ser moneda de cambio en el fichaje culé del juventino Pjanic (lo que molestaría considerablemente a la afición del Barça).

En el Barcelona, también podría estar en el mercado Ousmane Dembéle, sobre todo si su traspaso al TFG sirviese para abaratar el fichaje de Neymar Jr.

Tras ambos, un jugador que podría recalar en un grande de Europa es Mikel Oyarzábal. El txuri urdin tiene una cláusula de 75 millones de euros y el verano pasado ya circularon rumores sobre un posible interés del Manchester City por llevarse de Donosti al joven delantero de la selección española.

El Valencia tiene varias perlas en el mercado. La más codiciada es, sin duda, Ferran Torres. El extremo taronja no ha dejado de crecer esta temporada y su cláusula de rescisión es de 100 millones de euros. No obstante, su contrato termina en junio de 2021 y el Valencia da por hecho que no renovará, por lo que la directiva che tendrá que negociar su venta el próximo verano a un precio muy inferior al de su cláusula de salida. Diversos medios ya han anunciado que el Barcelona, la Juventus o el Borussia Dortmund podrían estar interesados en su incorporación.

Carlos Soler renovó su contrato hasta 2023 y el club le puso una cláusula de rescisión astronómica, de 150 millones de euros, que probablemente asustará a los potenciales compradores. Cerca está la cláusula del delantero centro Maxi Gómez (140 millones). Y algo menos exigente, pero poco, es la cláusula de 100 millones de José Gayá, que podría ser un obstáculo de cara a su emigración a un grande de Europa. Gayá es uno de los deseados de la afición blanca para suceder en la banda izquierda a Marcelo.

También suena para el Real Madrid el extremo del Sevilla Lucas Ocampos. El argentino le costó a Monchi 15 millones de euros y su cláusula de rescisión es de 60. Conociendo las artes de la directiva sevillista, no es probable que Ocampos salga de Nervión por menos dinero.

Otro jugador con novias es el extremo Samu Chukwueze, del Villarreal. El nigeriano tiene una cláusula de rescisión de unos 100 millones de euros y está en el Submarino Amarillo casi de milagro, ya que la pasada campaña, el mismísimo Liverpool trató de hacerse con sus servicios poniendo 35 millones sobre la mesa de negociación. Los directivos groguets no aceptaron la oferta.

Mikel Merino, de la Real Sociedad, es otra perla del mercado español. El centrocampista tenía una cláusula de rescisión de 45 millones de euros antes del inicio del confinamiento y esta cantidad parecía asumible para equipos como el Barça, el Real Madrid, el Atlético de Madrid o el Manchester United. No obstante, la Real llegó a un acuerdo con él para renovarle el contrato hasta 2025, elevando su cláusula hasta los 90 millones.

Aleksander Isak es otro joven que ha dado un paso adelante en la presente campaña. El delantero sueco tiene una cláusula de 70 millones de euros. Sin embargo, el Borussia Dortmund tiene una opción de recompra del ariete por 30 millones en el verano de 2021 y no nos extrañaría nada que la hiciese efectiva si no es traspasado previamente. Con Haaland e Isak, los amarillos tendrían magníficamente cubierto el puesto de killer y podrían hacer negocio con cualquiera de ellos.

Para no hacer demasiado larga la lista, os enumeramos a unos cuantos candidatos más.

-Porteros: Unai Simon (Athletic, 50 millones).

-Defensas: Unai Núñez (Athletic, 30 millones), Pau Torres (Villarreal, 50 millones) y Mohammed Salisu (Valladolid, 12 millones)

-Medios: Marc Roca (Espanyol, 40 millones).

-Delanteros: Raúl de Tomás (Espanyol, 60 millones).

Como veis, hay muchas perlas en el fútbol español. En una situación normal, muchos de ellos cambiarían de equipo al final de la temporada. No obstante, la merma de los ingresos de los clubes poderosos por culpa de la suspensión de las competiciones por la pandemia dificultará los movimientos estivales.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies