Paco Alcácer, un killer con hambre de minutos y de goles

Paco Alcácer ha sido uno de los protagonistas del invierno en LaLiga Santander.

El delantero valenciano fue fichado poco antes del cierre del mercado por el Villarreal, que pagó al Borussia Dortmund una cantidad cercana a los 25 millones de euros.

Alcácer había visto muy reducidos sus minutos de juego tras la llegada al conjunto alemán de la nuestra estrella noruega, Erling Haaland, y decidió apostar por la vuelta a España, para jugar en un Submarino Amarillo que necesitaba una nueva referencia, tras la cesión del camerunés Toko Ekambi al Olympique de Lyon.

En un principio, todo apuntaba a que el punta de Torrent iba a volver al Valencia, para suplir el posible fichaje de Rodrigo Moreno por el Barcelona, pero la incorporación de Martin Braithwaite puso fin a esta opción.

Así, el goleador se decantó por la oferta del Villarreal, con la esperanza de tener minutos suficientes para poder convencer al seleccionador nacional, Luis Enrique, de cara a su convocatoria para la Eurocopa.

El balance del killer era, en el momento de su traspaso, de 5 goles en 11 partidos disputados en la Bundesliga.

La integración de Alcácer en el Submarino Amarillo fue muy rápida, compartiendo la zona de arriba con Gerard Moreno. Su impacto en el juego del equipo puede ser considerado positivo, ya que antes de la suspensión de la Liga, el delantero estaba sumando muchos minutos, tras haberse hecho un hueco en el equipo titular.

El ex-Borusser le aporta a Calleja muchas más opciones que Ekambi. El técnico groguet estaba buscando mantener la posesión del balón, más que buscar la verticalidad y el contraataque. Por ello, la aportación de un jugador rematador, que sabe leer el juego entre líneas y que tiene una gran habilidad para realizar desmarques en espacios más reducidos, le da valor a la figura de Paco Alcácer.

Desde su incorporación a la disciplina del Submarino Amarillo, hasta la suspensión de la Liga, Alcácer había jugado 7 partidos, 6 de Liga y 1 de Copa, marcando 2 goles y dando 1 asistencia. No obstante, más allá de la frialdad de los números, el delantero ha mejorado el rendimiento del equipo. A ese nivel, ante la crisis de delanteros de la Roja, Alcácer podría ser un serio candidato para volver a ser un fijo en la Selección, y más si tenemos en cuenta que la Eurocopa ha sido aplazada a 2021. Para entonces, Alcácer estará en plena madurez, con 27 años y mucha hambre de gol.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies