Taiwan abre las puertas de los estadios de béisbol al público

En las próximas horas, los partidos de béisbol de Taiwan van a ofrecer a su variopinta audiencia, que sigue la liga desde rincones repartidos por todo el planeta debido a la falta de oferta local, una imagen que muchos países todavía estamos muy lejos de recuperar: la del público en las gradas.

La práctica totalidad de los deportes profesionales del resto del mundo están aún en la fase de estudiar la manera de volver a arrancar el motor gripado por la crisis sanitaria. La única medida común a todos estos planes, en todos los deportes, es la de jugar a puerta cerrada.

La particular situación de Taiwan les ha permitido mantener activas las competiciones más seguidas en el país, que son el béisbol y el fútbol, desde hace casi un mes.

Taiwan está separada de la masa continental más cercana por el estrecho de Formosa. La isla adoptó una rápida política de aislamiento contra el virus, y como el resto de países asiáticos alertados por la memoria de epidemias como la del SARS, ha logrado muchos mejores resultados que los obtenidos en otras zonas geográficas de alta densidad de población, como Europa o Estados Unidos.

Los taiwaneses solo han registrado 439 casos de COVID-19, de los que solo 100 siguen activos. Han lamentado seis muertes, según las cifras recogidas por The Guardian, lo que ha permitido que el gobierno se haya podido plantear la vuelta del público a los espectáculos deportivos.

El ministro de Sanidad, Chen Shih-chung, avaló la decisión haciendo hincapié en la necesidad de mantener la prudencia, por lo que solo se van a admitir a 1.000 espectadores en cada partido.

Los representantes de la liga han añadido más datos sobre las medidas de seguridad que se van a contemplar, que son muy severas.

Las entradas serán adjudicas de manera nominal. Es decir, cada espectador será identificado por su nombre y apellidos, para que en caso de confirmarse cualquier contagio entre el público se pueda señalar inmediatamente a los individuos en riesgo.

Aquellos espectadores que quieran asistir a un partido deben aceptar el uso obligatorio de mascarilla, la separación de al menos un metro del resto de personas en la grada y un examen de temperatura antes de acceder a su asiento designado.

La liga ha solicitado la colaboración de los aficionados con un lema publicado en sus redes sociales: “Lleva tu mascarilla de manera correcta y muestra nuestra unidad y disciplina. Permitid que el mundo admire el orgullo de Taiwan”, en la primera liga profesional de béisbol de mundo que va a readmitir al público en sus gradas.

Estamos encantados de leer tus comentarios

    Dejanos tu comentario

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies