El terremoto que se avecina el 30 de junio de 2020

El 30 de junio suele ser todos los años un día marcado en el calendario del fútbol, ya que esa jornada terminan los contratos de los jugadores y los hay que cambian de equipo, y también los que se quedan en el paro y pasan a formar parte de las listas de jugadores libres, que pueden fichar por otras escuadras sin que estas tengan que afrontar el pago de traspasos.

Hasta esta temporada, el 30 de junio siempre habían terminado las competiciones nacionales de clubes, por lo que la finalización de los contratos no afectaba a los equipos. No obstante, este curso, con el aplazamiento de las ligas por culpa de la pandemia y el consecuente retraso del desenlace de todas estas competiciones, se avecina un problema considerable, ya que muchos jugadores afrontarán las últimas jornadas sin contrato; y en la misma situación estarán distintos entrenadores, como el veterano Mendilibar.

El técnico del Eibar ya ha anunciado que seguirá un mes, pero quizá haya jugadores que no jueguen en julio, al no tener contrato y no querer arriesgarse a sufrir una lesión que les deje en el dique seco y sin equipo para la siguiente temporada.

Otro problema añadido es la cuestión de la apertura del mercado estival de fichajes. La UEFA tiene ante sí un dilema, ya que si no uniformiza las fechas y las fija de acuerdo con los diversos calendarios de las ligas nacionales, podría darse el caso que un equipo fichase a un jugador que aún tuviese partidos de Liga por delante, alterando así el desenlace de dicha competición.

Por otra parte, también va a haber problemas con los jugadores cedidos, ya que los acuerdos de préstamo, con sus consecuentes implicaciones económicas, finalizan el citado 30 de junio y tras esa fecha, los cedidos deberían volver a sus clubes de origen. Así, por ejemplo, Martin Odegaard no podría jugar los últimos encuentros de Liga con una Real Sociedad que probablemente esté jugándose la clasificación para la próxima edición de la Champions League.

En LaLiga Santander, la lista de jugadores afectados, de una u otra forma, es enorme. Vamos a repasarlos, equipo por equipo.

En el Real Madrid, el meta suplente Areola, cedido por el PSG, habría de volver al club francés, al mismo tiempo que podrían retornar a la casa blanca una docena de jugadores cedidos, empezando por Achraf Hakimi o Martin Odegaard.

Al FC Barcelona, la situación apenas le afectará, ya que el único jugador que termina contrato está muy alejado del club blaugrana: Arda Turan.

El Alavés cuenta en sus filas con 5 cedidos: Camarasa, Aleix Vidal, Magallán, Roberto y Fejsa.

En el Athletic Club finalizan contrato Beñat y San José.

En el Atlético de Madrid, acaba contrato Antonio Adán y termina la cesión de Carrasco, que tendría que volver al Dalian Yifang.

En el Betis, finalizan contrato Antonio Barragán y Édgar González, y cesión Carles Aleñá y Alfonso Pedraza.

En el Celta, el portero Sergio Álverez acaba su relación contractual y con él, 7 cedidos, entre los que se encuentran Rafinha o Lucas Olaza.

El Eibar perdería un buen número de efectivos, ya que acaban contrato Ramis, Escalante, Pedro León, De Blasis, Orellana y Charles; y, además, Cristóforo habría de retornar a la Fiorentina.

En el Espanyol, la situación también sería muy complicada, ya que terminan contrato Diego López, Javi López, Dídac Vilà, Naldo, Iturraspe y Campuzano; y acaban sus cesiones Bernardo, Corchia, Ferreyra y Calleri. El equipo estaría prácticamente desmantelado en unos momentos en que el club podría estar apurando sus opciones de mantenerse en Primera.

El Getafe, inmerso en la lucha por entrar en la Champions, tendría que afrontar la finalización del contrato del carrilero Vitorino Antunes, y de las cesiones de Etebo, Jason, Kenedy y Deyverson.

La situación no sería tan tensa para el Granada, que probablemente tendrá asegurada la salvación. Aun así, su directiva tendrá que ponerse las pilas, ya que en el club nazarí terminan contrato 5 jugadores y acaban cesión otros 7 componentes de la plantilla, y muchos de ellos (como Montoro, Gonalons, Vadillo, Carlos Fernández o Yangel Herrera) son jugadores esenciales para el conjunto de la ciudad de la Alhambra.

El Leganés estará luchando por evitar el descenso. No tendrá graves problemas con la finalización de contratos, ya que solo acaba la vinculación de Szymanowski. En cambio, sí podría tener dificultades con la continuidad de los cedidos, que son hasta 12; entre ellos se encuentran Óscar Rodríguez, Roque Mesa, Guido Carrillo, Miguel Ángel Guerrero, Bryan o Kévin Rodrigues.

En el Levante, la situación será más calmada, ya que solo terminan contrato Koke Vegas, Iván López y Bruno, y Borja Mayoral tendría que volver al Real Madrid.

En el Mallorca, terminan contrato Xisco Campos, Marc Pedraza y Ki Sung-yueng, y cesión 7 componentes de la primera plantilla, entre los que destacan Takefusa Kubo o Cucho Hernández.

En Osasuna también habrá tensión, ya que acaban contrato Adrián López, Fran Mérida, Facundo Roncaglia y el portero Rubén Martínez. Y terminan su cesión otros 3 jugadores: Gallego, Lato y Arnáiz.

En la Real Sociedad, finaliza el contrato de Moyá y Zurutuza, y la cesión de Odegaard.

En el Sevilla, terminan su relación contractual con el club Banega y Nolito, y tienen cedidos a Reguilón y Bono.

En el Valencia, termina contrato Garay y vuelven a sus casas los cedidos Alessandro Florenzi y Jaume Costa.

En el Valladolid también habrá terremoto, ya que acaban contrato Javi Moyano, Míchel y Ben Arfa y podrían marcharse de Pucela 6 cedidos, entre los que se encuentran Enes Unal, Pedro Porro, Matheus Fernandes o Sandro.

Y en el Villarreal, acaban contrato Barbosa, Soufiane y dos míticos de nuestro fútbol, Bruno Soriano y Santi Cazorla. Además, los groguets podrían perder a Anguissa, cedido por el Fulham.

La cuestión de las cesiones está llevando a los equipos implicados a entablar negociaciones, en las que algunos clubes de origen están reclamando el pago de la ficha y/o dinero a cambio de la ampliación temporal del préstamo.

Los casos de las finalizaciones de contratos son más complicados, ya que en un mercado abierto como el del fútbol, llegan cantos de sirena de distintos países. Además, hay jugadores que desde el pasado enero ya tienen acuerdos con nuevos clubes. La solución podría pasar por la fijación de una nueva fecha única para el inicio de las operaciones en Europa y para la entrada en vigor de los nuevos contratos. Dicha responsabilidad habría de ser asumida por la UEFA y aceptada por las ligas profesionales y los sindicatos de jugadores. No será nada fácil encontrar una solución consensuada para todo este embrollo.

1 Comment

    Dejanos tu comentario

  1. Reply
    Paquito 24 Junio, 2020 at 11:53 am

    En el Granada Montoro renovó hasta junio de 2022 el pasado mes de Octubre y de los 5 que comentáis que acaban contrato solo 2 siguen sin renovar, uno de ellos Vadillo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies